*
Lenguaje corporal y gestual del caballo
Artículo escrito por: Jorge Lisandro Montiel
 

Primera parte

- Una manera de comunicarnos con el caballo es a través del lenguaje corporal, como lo hacen entre ellos.

- Observando ciertas partes de su cuerpo u órganos nos indican sus estados de ánimo. Pero a veces hay que mirar el conjunto o la combinación de algunas partes para sacar una conclusión más acertada.

 

-Las orejas y la mirada nos demuestran su desconfianza.

- La orejas en su constante movimiento nos pueden indicar varias cosas: la dirección de su atención, su estado de ánimo, etc.
Actúan en forma separada, pudiendo centrar su atención en dos cosas diferentes.

Una mirada suave y serena dice que esta tranquilo y confiado-

 

- El ojo es muy expresivo, puede mostrar: tranquilidad, relajación o somnolencia, furia o enojo, desconfianza o advertencia y muchas cosas más.
Su visión no es bifocal como la nuestra, o sea que ve el mundo que lo rodea de una manera distinta.

 
 
- Unos ojos somnolientos y las orejas caídas nos dicen que está dormitando, tranquilo y relajado, no debemos acercarnos sin antes hacerle notar nuestra presencia.
-Orejas alertas, atentas, enfocadas hacia un punto determinado que llama su atención o le produce recelo, suele acompañarse de rigidez en el cuerpo y al caminar lo hace con  un paso elevado y la cola algo erguida, no se encuentra seguro de la situación-
 
 
- Estas orejas demuestran desconfianza o molestia por la situación por la que esta pasando.

- También es muy común que las lleven así al montar en picadero, una escucha al jinete, mientras que la otra escucha el medio que lo circunda.

- Orejas aplastadas hacia atrás, demuestran enojo o una situación muy molesta para él, tenga cuidado si se encuentra parado cerca de él puede darle una patada.-

- También en ciertas circunstancias, cuando el animal es muy dócil y bien tratado, demuestra alegría bajando ambas orejas.

 
 

- Los ollares distendidos, naturales, nos hablan de un estado de ánimo tranquilo.

- Pero si están dilatados se encuentra excitado, muy nervioso, suele resoplar con mucha fuerza y producir un ruido característico, trota muy elevado con la cola erguida y la cabeza levantada
- También los ollares pueden indicarnos cuando el caballo se encuentra muy cansado al resoplar entrecortado, hay que prestar mucha atención a esto.
-Al conocer un caballo es bueno dejarnos oler el dorso de la mano y nosotros a su vez acercarnos y hecharle nuestro aliento muy suavemente en sus ollares.

 
PRINCIPAL
Aquí su Web
Didácticos
Doma Natural
Escuela Equitación
Hipismo Catalán
Hipismo Español
Hip. Internacional
Jerez 2002
Links
Pony Club
Temas de Cría
Temas Tratados
Venta de Caballos
 E-Mail
 
 



*
*


*

Lea yudamos
a mostrar su negocio
publicite en
RELINCHANDO.com


*

Cursos de Doma Natural
para yeguadas o Haras
Jorge Lisandro Montiel
Móvil 696 76 46 27
Tel. 93 459 02 07

relinchando@hotmail.com
Barcelona - España
Todos los derechos reservados © Copyright 1999-2016 Relinchando.es