*
Poner un caballo a punto
Artículo escrito por: Jorge Lisandro Montiel
 

Al decir poner un caballo a punto, me estoy refiriendo a que cada animal necesita estar en un determinado estado físico y psíquico para poder afrontar un entrenamiento, doma o aprendizaje.

Me refiero a cualquier tipo de caballo, ya sea domado o sin domar, deportivo o de paseo.

POTROS SIN DOMAR

Poner a punto un potro cerril, que está por afrontar su doma, es ponerlo en una buena condición física de salud, sin sobrepasarse en su estado, teniendo muy en cuenta de no sobre alimentarlo con alimentos muy energéticos.

 

Tendremos en primer término que desparasitarlo, vacunarlo con todo lo exigido: adenitis, influenza, etc. etc.

Sin llegar a engordarlo, alimentarlo principalmente con una dieta en base a forrajes y no en base a piensos o granos.

A medida que transcurra la doma y vaya quemando más energía, recién entonces ingresaremos el pienso en su ración diaria.

Este incremento en la comida se hará en la ración MATUTINA, para que le dé la oportunidad de gastar la energía ingerida y NO POR LA NOCHE donde no tiene oportunidad de hacerlo si esta estabulado en un box.

Todo exceso de energía se traduce en dificultad para comunicarse con el caballo, el animal esta propenso a correr o huir a la menor oportunidad que a prestar toda su atención a su jinete o domador.

No quiero decir con esto que se deba domar un caballo flaco, en bajo estado físico.

 

Algunos caballos que se doman débiles, cuando recuperan su buen estado físico suelen ser impredecibles y peligrosos y hay que RE-DOMARLOS nuevamente, es decir que se pierde un tiempo precioso.

Con respecto a un buen estado psicológico, me refiero a que el potro haya perdido el miedo natural hacia el hombre.

Que hayamos hecho un buen trabajo de acercamiento y logrado establecer una buena relación entre ambos, recién entonces podemos comenzar a enseñarle lo que deseamos que haga y él lo hará gustosamente si entiende lo que pretendemos.

Caso contrario se producirá el ya conocido ENFRENTAMIENTO domador vs caballo, terminando en un triste final ya muy conocido también: EL SOMETIMIENTO.

Si no lo vemos relajado, claramente nos esta diciendo que su estado psicológico no es el ideal, debemos esperar a que se relaje para comenzar su doma.

CABALLOS YA DOMADOS

Algunos caballos ya domados, que están por encima de su punto ideal tienden a desobedecer o escapar del control de su líder o jinete, pero no es culpa de nada, solo del exceso de energía que tienen acumulada.
- Con bajarle un poco los alimentos energéticos, se solucionan por sí mismos

Tratar de enseñar algo a estos caballos que se encuentran por encima de su punto ideal, es muy difícil.
- Reaccionarán bruscamente y hasta imprevisiblemente a casa ayuda o sugerencia.

Algunos jinetes sin tacto los acusarán de rebeldes o testarudos, pero lo que realmente esta pasando es que se vuelven muy sensibles al estar por encima de su punto, solo eso, no prestan toda su atención al jinete, están esperando el momento de eludirlo y descargar en una huida el exceso de energía acumulada.


Es fácil de comprobar lo anteriormente dicho, en caballos que no aceptan el contacto en su boca, arremetiendo a cabezazos contra la mano del jinete o poniéndose de manos (encabritándose) para no permitir que se los limite o sofrene. Pueden llegar a ser peligrosos con jinetes poco experimentados.

Trabajar con caballos por debajo de su punto ideal también es contraproducente, muy sencillo, no tienen fuerzas ni ganas de aprender nada, lo único que pretenden es que se los deje en paz y descansar.
- Tratar de hacerlos rendir más de lo que pueden, es una tarea inútil, solo se consigue malograr la relación y mal predisponer al caballo en su aprendizaje.

 

Contraviniendo el punto ideal, no respetándolo, ya sea por sobre alimentación, baja alimentación o mal estado psicológico, se viola una de las cuatro reglas de oro por las que se rige un caballo: LEER "Esquema mental del caballo".

Podemos ver como algunos caballos cambian, cuando cambian de dueño, y a veces no es solo por un mejor trato, o un diferente entrenamiento, es tan solo por que el nuevo propietario ha sabido encontrar su punto justo.

Cada caballo tiene un punto óptimo diferente, en saber encontrarlo esta el éxito.

Por eso, ni lo uno, ni lo otro, el caballo debe estar a punto si queremos lograr lo mejor de él.

 
PRINCIPAL
Aquí su Web
Didácticos
Doma Natural
Escuela Equitación
Hipismo Catalán
Hipismo Español
Hip. Internacional
Jerez 2002
Links
Pony Club
Temas de Cría
Temas Tratados
Venta de Caballos
 E-Mail
 
 



*
*


*

Lea yudamos
a mostrar su negocio
a todo el mundillo ecuestre
publicite en
RELINCHANDO


*

Cursos de Doma Natural
Jorge Lisandro Montiel
Móvil 696 76 46 27
Tel. 93 459 02 07

relinchando@hotmail.com
Barcelona - España
Todos los derechos reservados © Copyright 1999-2016 Relinchando.es